redrube

Biblioteca Arús

Rossend Arús i Arderiu

Paseo San Juan, 26 – Barcelona

.01

Los libros de los masones, obreros y anarquistas

La Biblioteca Arús, situada en el Paseo San Juan de Barcelona, es un centro de investigación de referencia de los movimientos sociales de los siglos XIX y XX. Fundada en 1895 por voluntad de Rossend Arús i Arderiu, la Biblioteca se instaló en la casa donde vivía Arús.

En sus inicios disponía de unos fondos de 24.000 volúmenes, que se han ampliado a través de donaciones y adquisiciones hasta nuestros días.

Rosend Arús i Arderiu (1845-1891)

Rosend Arús i Arderiu nació en Barcelona en 1845. Fue un filántropo y libre pensador, que se desmarcó de las ideas de su época. Fue un personaje profundamente anticlerical y tolerante, que vivió con Dolors Bermúdez, en pareja 8 años y no se casó. Fue además hombre de teatro, promotor y empresario teatral, también actor amateur y dramaturgo. Un activista social que fue cofundador del Centre Català, primera organización política catalanista, de la que también eran miembros Valentí Almirall, Pitarra…

Hijo de Pere Arús i Cuixart, distinguido comerciante de ultramarinos y coloniales, que provenía de una familia acomodada del Hospitalet de Llobregat, y de Teresa Arderiu i Pons, natural de Das, en la Cerdaña. Por su carácter lo podríamos definir como un hombre amigo de la broma y del buen humor, un demócrata de ideología republicana federal, un catalanista libre pensador y masón, un filántropo preocupado profundamente por el progreso de las personas que le rodeaban.

Rossend Arús ingresó en la masonería el 16 de mayo de 1866, en la Logia La Fraternidad núm.1 de Barcelona, y en 1884 ya tenía el grado 33. También aparece como miembro de otras logias: La Verdad, núm.17 (Barcelona), El Gran Capítol Català, Pureza núm.2 (Lisboa), Unión Ibérica núm.252 (Madrid), La Sagesse (Barcelona), Perfetta Unione (Italia) y en el Gran Consejo de la Masonería portuguesa. Creó la logia Avant núm.149 (Barcelona) de perfil catalanista y de la cual será un maestro venerable. En 1886 se celebró la Asamblea Constituyente de la Gran Logia Simbólica Regional Catalana y Rossend Arús fue escogido gran maestre de la masonería catalana.

Para llegar a difundir sus ideales, los valores democráticos, las libertades y la tolerancia en medio de una sociedad moralmente muy estricta, Arús promovió y dirigió diversas revistas y publicaciones periódicas: La Llumanera de Nova York, La Luz…, y también colaboró en publicaciones satíricas de la época como L’Esquella de la TorratxaLa Campana de Gràcia.

Arús murió en 1891. Ordenó a sus herederos que cuando muriera, crearan una biblioteca para formar a las clases populares utilizando su fortuna, su piso y su fondo particular. Esta voluntad no aparece en el testamento, sino que se transmitió vía oral a sus herederos de confianza. En su testamento nombró albacea y herederos de confianza a Valentí Almirall y Antoni Farnés, para que dispusieran de sus bienes en la forma que creyeran más conveniente con el objetivo de cumplir su voluntad, tal y como les había manifestado de palabra: la creación de la Biblioteca Pública Arús.

.02

La Biblioteca Pública Arús

La Biblioteca Pública Arús se inauguró el 24 de marzo de 1895 con la intención que fuera una biblioteca para la instrucción del pueblo trabajador.

Se organizó una inauguración solemne con una ceremonia en la que se consiguieron cerca de 15.000 firmas de adhesión. Participaron más de 150 entidades cívicas, tres bandas de música, diversas corales y los Coros de Clavé. El director-bibliotecario fue Eudald Canivell, tratadista, tipógrafo, dibujante y bibliógrafo, con Martí Pons como conserje y Joan Dídac Gallego como portero y auxiliar.

Tal como deseaba Rossend Arús, la biblioteca se instaló en la que fue su residencia en el Paseo San Juan de Barcelona. Un edificio del maestro de obras Pere Bassegoda i Mateu, reformado por el arquitecto Bonaventura Bassegoda i Amigó. El decorador fue Josep Lluís Pellicer, pero también intervinieron en la obra Manuel Fuxà en la escultura, Lluís Razzauti en las reproducciones escultóricas en bronce, Joan Sunyol fue el ebanista, Tomàs Torrents el pintor y decorador, Lluís Nogués el marmolista, los vitrales fueron obra de Coll i Escofet y Joaquim Cortada fue el grabador de metales.

Tuvo en sus inicios 24.000 volúmenes que comprendían todas las áreas del conocimiento de aquella época y, hoy en día se conservan en la biblioteca. Este fondo incluye materias muy diversas como filosofía, religión, ciencias sociales, derecho, idiomas, biología, botánica, medicina, arte, música, literatura, geografía y historia; además de obras generales como diccionarios, prensa… De éstos, 160 libros hacen referencia a la masonería y fueron donación del propio fundador Rossend Arús.

La biblioteca cerró sus puertas al público en 1939, con motivo de la Guerra Civil, y no reanudó su actividad hasta 1967. Este cierre la libró de las purgas del Franquismo y ha permitido que su fondo llegara prácticamente intacto a nosotros. Su reapertura, en los años 60, se realizó de una manera muy discreta.

Actualmente, la Biblioteca Arús es un centro de investigación especializado en historia y cultura de los siglos XIX y XX, que ha conservado su fondo inicial testimonio de la época en que se fundó. Y cuenta, además, con un fondo especial de movimiento obrero, anarquismo y masonería que ha ido completando gracias a donaciones.

El fondo actual es de 75.323 volúmenes.

Vestíbulo y escalera

La escalera de honor de la entrada hace referencia al Santuario de Atenea de Grecia, convirtiendo la biblioteca en un santuario consagrado a la libertad, que finaliza con la reproducción de la Estatua de la Libertad de Nueva York. Esta reproducción reducida tiene algunas diferencias con la original, como las cadenas rotas en los pies y la inscripción de la tabla que lleva en la mano que en Nueva York es la fecha de la independencia y en Barcelona se lee Alma libertas que quiere decir libertad que alimenta, que protege, es decir, desvincula la libertad de cualquier hecho histórico. La Biblioteca Arús es un espacio libre.

Sala de lectura

En la actualidad se conserva la sala de lectura original. En el techo se pueden ver nueve plafones que originalmente conservaban representaciones pictóricas de museos, bibliotecas y centros educativos del mundo como la British Library o la Biblioteca del Vaticano. En sus paredes podemos leer los nombres de personajes tan destacados a lo largo de la historia como Servet, médico quemado en la hoguera por sus teorías en defensa del aparato circulatorio, o Darwin, que desarrolló la Teoría de la Evolución, en incluso Moisés y Mahoma, entre otros.

Sala de exposiciones

Es la sala donde se realizan las exposiciones propias de la Biblioteca. La definición actual de la Biblioteca Arús sería un centro de investigación especializada. En sus orígenes, tenía tres objetivos: formar, informar y distraer. Durante 80 años fue general y de acceso público, aunque esto no quiere decir que fuera la primera biblioteca pública de la ciudad. Pero sí que fue la primera biblioteca moderna, cuya modernidad se expresaba en aspectos relevantes: tuvo sala de exposiciones desde el primer día donde se exponían las piezas más emblemáticas o documentos importantes para la historia de la imprenta.

Pasillo

Actualmente se realizan exposiciones sobre los libros relevantes del fondo de la Biblioteca Arús. También cabe destacar el baño, que para la época era muy amplio y además era de carácter público.

Sala de Música

Originalmente era una sala de música donde los usuarios podían venir a interpretar las partituras. Se conserva un piano de tecla y un armónium característico por ser un instrumento de viento y tecla. La sala fue reformada posteriormente, cambiando las baldosas blancas y una tarima que servía de escenario para interpretar, por una librería. Era una sala polivalente que también estaba preparada para ser sala de conferencias. Estaba presidida por la Venus de Milo.

Colección Sherlock Holmes de Joan Proubasta

Desde el año 2011, la Biblioteca Pública Arús es dipositaria de la Colección Sherlock Holmes de Joan Proubasta. El interés de Joan Proubasta por la figura de Sherlock Holmes se inicia a los 13 anys con la compra de los primeros libros sobre el investigador, que lo llevarán a formar una de las colecciones más importantes a nivel europeo entorno su figura. La colección está formada por 12.000 piezas relacionadas con la figura de Sherlock Holmes: 6.000 libros, 2.000 cómics, manguas, póster, juegos de mes, películas, títeres... La colección continúa ampliándose cada año con la adquisición de piezas nuevas.

En la actualidad, la Biblioteca Pública Arús es un centro de investigación especializado en movimientos sociales contemporáneos. El centro es de acceso público, aunque va dirigida,  sobre todo por su especialización a investigadores, estudiantes universitarios o personas interesadas en la sociedad de los siglos XIX y XX.

Información Visitas

Visita Premium

Visita en grupo

sweetporn.org dpfantasy.org new.wantedporn.org