redrube

Descubrimos las piezas de las Casas Singulares

Descubrimos las piezas de las Casas Singulares

La semana del 18 de mayo, Día Internacional de los Museos, os presentaremos cada día a través de nuestras redes sociales, la pieza más Singular que hemos escogido de las colecciones de cada Casa Singular.
Cuando explicamos la historia de las Casas Singulares siempre lo hacemos a través de sus personajes y de la historia de la misma casa. Hasta ahora, no habíamos hablado mucho de sus colecciones y creemos que es muy interesante que os las presentemos.
En este texto encontraréis la recopilación de las piezas que hemos escogido para esta semana de los Museos y a partir de esta publicación, escribiremos un artículo mensual donde iremos actualizando el contenido de las piezas que podrán ser pinturas, esculturas, grabado, vidrio, objetos, libros … de todas las Casas Singulares.

CASA MUSEO AMATLLER

Como pieza singular de la colección Amatller os presentamos el retablo de Angustrina de principios del siglo XIII. Fue adquirido por el chocolatero Antoni Amatller antes de 1902, y él mismo lo fotografió en su estudio de la Casa Amatller. Conocemos su procedencia de la ermita de San Martín de Angustrina, en la Cerdaña francesa, gracias a una fotografia de Francesc Guasch Homs. Es una pieza excepcional, no tanto por su calidad artística, sino por la tipologia que responde a una nueva forma de mobiliario religioso surgido de un cambio litúrgico al pasar el sacerdote a oficiar la misa delante del altar. Este cambio permitió la colocación de imágenes pintades o de talla sobre el altar, iniciando así el proceso que culminará en los grandes retablos de los siglos posteriores. El altar de Lisbjerg en Dinamarca, de mediados del siglo XII, nos permite visualizar el aspecto original de nuestro retablo. Una segunda simulación del conjunto la tenemos en el altar que mossèn Gudiol, amigo y asesor del coleccionista, proyectó en el panteón de chocolatero barcelonès.

BIBLIOTECA ARÚS

La Biblioteca Arús es un centro de investigación especializado en movimientos sociales contemporáneos, entre ellos la masonería. En su fondo se conserva el Diccionario enciclopédico de la masonería, también conocido como Diccionario masónico. Primera obra de estas caracteríticas editada en Cataluña, salió en fascículos entre 1883 y 1891. En sus inicios, fue un proyecto de Lluís Ricard Fors y Llorenç Frau, però a causa de sus desavenencias, la obra se estancó, y a partir de mediados de 1884 se hizo cargo Rossend arús, que la dirigió desde entonces. El diccionarios tiene aciertos, como la amplitud de temes tratados y la inclusión de planteamientos cercanos a la exégisis bíblica. También incluye la primera biografia de Arús que conocemos, y col·laboracions de Eudald Canivell, primer director bibliotecario de la Biblioteca Arús, quien realizó diversos retratos.

PALAU BARÓ DE QUADRAS

La imponente chimenea centra todas las mirades del comedor del Palau Baró de Quadras. Enmarcada entre dos columnes de mármol, destaca el escudo metálico de la Baronía, concedida en el año 1900 por la reina regente María Cristina de Austria a Manuel de Quadras. Convirtiéndolo así en el I Barón de Quadras, en el escudo quedan reflejados los apellidos familiares, Quadras Feliu Prim i Coma. La combinación del metal con la ceràmica azulada que lo rodea proporcionava a la estancia un ambiente cálido y confortable donde la família pasaba su tiempo leyendo o tocando el piano.

CASA ROCAMORA

En la Casa Rocamora podemos ver el mòbil de Los Quatro Gatos que lucía originalmente en la taberna de la Casa Martí de Josep Puig i Cadafalch en la calle Montsió núm. 3 de Barcelona. Inaugurada en el año 1897 por Pere Romeu, se convirtió en uno de los establecimientos emblmáticos del Modernismo catalán, donde personajes como Ramon Casas o Santiago Rusiñol se reunían para hacer tertulias, reunions culturales o cenas. Manuel Rocamora, col·leccionista y mecenes, disfrutaba de esta pieza en la biblioteca donde pasaba largos ratos. El movil, atribuido a Pablo Picasso, representa los 4 gatos en dos piezas metálicas pintades por las dos cares.

CASA FELIP

El vitral del salón de la família Felip es una de las joyas de la casa. Ambientado en un gran jardín con manzanos, cerezos, lirios, narcisos y amapolas, Antoni Bordalba nos muestra a tres dames cogidas de la mano bailando al son de una música imaginaria. La escena nos traslada a un ambiente primaveral i idílico, al lado del río el artista representa el pavo real relacionado con la bellesa, la majestuosidad, la elegància e incluso la sabiduría o la immortalidad.

CASA BATLLÓ

En el salón principal de Casa Batlló podemos ver la lámpara original recuperada después del importante proceso de restauración relaizado. La recuperación ha sido possible gracias al testimonio de la última inquilina del edificio que recordaba que su cuñada la guardava en unas cajas. La propiedad se puso en contacto inmediato con los hijos que efectivamente la guardaban desmontada en una maleta y unas cajas. La lámpara ha sido donada a la Casa Batlló con la finalidad de recuperar el aspecto original del salón de la familia. No se conoce la autoría, y se afirma que procede del Norte de Francia o sur de Alemania. Está realitzada en vidrio común de un grosor considerable, éstos son irregulares lo que demuestra el trabajo manual de las 3.000 piezas por las que está formada.

PALAUET CASADES

La Biblioteca del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona cuenta con uno de los pocos ejemplares coloreados y completos del Gran Atlas de Johannes Blaeu conservados en el mundo. Esta auténtica joya bibliográfica y máximo exponente del que se conoce comoa la Edad de Oro de la cartografía europea fue impresa por primera vez en Amsterdam en el año 1662. El atlas representa en sí mismo un fiel testimonio del conocimiento del mundo en su tiempo, resultado de la expansión de la navegación de las marinas europeas en el desarrollo de las rutas comerciales impulsadas desde el siglo XV, cuando la desestabiltzación política y las luchas de religión convirtieron el Mediterráneo en un espacio inseguro. La confección de mapas que explican la naturaleza física del mundo es muy antigua. Representar el mundo ha sido desde la antiguedad algo más que plantear una cartografía más o menos exacta de nuestro entorno. Estas representaciones remiten directamente a la manera en que cada cultura ha explicado el mundo y su relación con él. Este mapa de Cataluña pertenece al volumen Parte del Atlas Mayor o Geographia Blaviana, que contiene las cartas y descripciones de Españas. Amsterdam: Johannes Blaev, 1672.



sweetporn.org dpfantasy.org new.wantedporn.org