Palauet Casades

Antoni Serra Pujals

Mallorca, 283 – Barcelona

.01

El palacete de los abogados

El Palauet Casades, actual sede del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, se encuentra situado en la calle Mallorca, 283, entre las calles Roger de Llúria y Pau Claris. Sus orígenes se deben al encargo que realizó Pau Casades al maestro de obras Agustí Serra i Pujals para convertirlo en su residencia familiar. En 1924, el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona compró el edificio a la familia para instalar su sede. A lo largo de los años, las necesidades del Colegio han hecho que los espacios se vayan ampliando destacando dos grandes intervenciones. Una en 1950 que cambió la fachada principal del edificio situándola en el chaflán de calle Mallorca con Roger de Llúria. Y otra en los primeros años 70, en el lado de calle Mallorca, con una edificación moderna totalmente diferente a la construcción del Palauet. De todas maneras, el Colegio de Abogados ha respetado el palacio original que se conserva hoy en día.

Lorem ipsum dolor

El lugar escogido por Casades para construir su vivienda particular era todavía un lugar donde se había construido muy poco. Esto se debe a que hasta la década de 1870 esta zona estaba ocupada por los conocidos Campos Elíseos, el espacio de ocio y recreo más importante de la ciudad. Los jardines fueron inaugurados en 1853 y eran una combinación de jardines, parque de atracciones, salones de baile, conciertos, cafés… estaban situados en paralelo a Paseo de Gracia y se extendían de la calle Rosellón hasta Aragón, delimitando con Torrent de l’Olla.

Poco a poco, los terrenos de los Campos Elíseos fueron cediendo espacio a la presión urbanística. Aprobado el Plan Cerdà en 1860, la zona empezará a llenarse de edificios unifamiliares, habitualmente de 3 pisos, y los famosos jardines desaparecerán sin dejar rastro.

.02

Pau Casades I Espoy

Pau Casades i Espoy había nacido en Agramunt en 1819. Ya de jovencito, y en una fecha indeterminada, abandonó su pueblo natal para dirigirse a Barcelona. A su llegada a la ciudad se puso a trabajar en las empresas del banquero Manel Girona. Con la experiencia y los conocimientos adquiridos abrirá su propio negocio dedicado a los estampados sobre tela utilizando moldes de madera. A finales de siglo liquidó el negocio y se lo vendió a un industrial vasco. A partir de este momento se dedicará a invertir en la compra de terrenos urbanizables en Barcelona.

Se casó con Dolores Xinxó Marton y tuvieron un único hijo, Francesc Casades Xinxó. El 1882, convertido ya en un empresario próspero decide construirse su casa unifamiliar en en Ensanche de Barcelona. Pau Casades murió en 1902 a la edad de 82 años, y su hijo Francesc murió en 1915.

Pau Casades i Espoy inició la compra de unos solares en el Ensanche de Barcelona que pertenecían a diferentes propietarios, con la finalidad de conformar una sola finca en el chaflán de las calles Mallorca i Roger de Lluria. Su intención era construir una residencia unifamiliar con jardín.

Hasta ese momento, su vivienda estaba en la calles Marqués de Barbarà, 37, en el barrio del Raval, donde también tenía su negocio de estampados textiles fundado ya alrededor de 1860.

.03

El Palacete Casades

El Palauet Casades se asienta sobre un solar con una superficie edificable de 3.665 m2 aproximadamente. Resultado de la compra de diferentes solares a cinco propietarios.

El 17 de noviembre de 1892 Pau Casades pedirá al Ayuntamiento de Barcelona el permiso para la construcción de un edificio de viviendas, que con las dependencias anexas ocupaba 824 m2. El resto del terreno estaba destinado a jardín y huerto, con una extensión de 2.841 m2. El conjunto de la residencia fue acabado en 1885, y ese mismo año Pau Casades decidió aumentar la superficie de su propiedad adquiriendo el inmueble que había en el solar de la calle Roger de Llúria.

Los planos del proyecto fueron firmados por Antoni Serra Pujals, un maestro de obras de la época del que no tenemos demasiada información. El Palacete fue seguramente el edificio más importante que construyó en su carrera profesional, y representa uno delos pocos ejemplos de que se conservan hoy en día de la primera arquitectura que se realizó en el Ensanche.

Fachada

El Palauet Casades tenía su fachada original en la calle Mallorca, de acuerdo con los planos originales a ambos lados de la puerta principal se extendían unas vallas de obra con sus rejas de hierro y que rodeaban la propiedad.</p> <p>El edificio es de cuatro plantas y está compuesto por subterráneo, piso principal, y unos pisos a nivel superior. Las cuatro plantas desvelan en su exterior la jerarquía de los espacios de uso interno, diferenciando claramente los que pertenecían a la familia Casades y los destinados al servicio.

Vestíbulo

La entrada por el acceso de la calle Mallorca nos adentra en un vestíbulo presidido por un tramo de escaleras que sube al nivel real de la planta baja. Su decoración consiste en alternar pilastras adosadas de mármol rojizo y plafones de estuco imitando el mármol con otras tonalidades. El techo del vestíbulo también es de yeso en imitación a los artesonados de madera. Destacan las dos lámparas de latón a ambos lados de la puerta que da acceso a la planta baja, y que tienen forma de dragón alado, un tipo de lámpara muy a la moda a finales del siglo XIX. En una de las paredes del vestíbulo se accede al semi-subterraneo que originalmente tenía la función de bodega.

Planta Baja

Atravesando el vestíbulo accedemos a la planta baja, donde el elemento más destacado es el patio, que actúa como espacio central que distribuye la vivienda y proporciona una iluminación cenital en la parte del edificio más alejada de las fachadas. También alberga la escalera noble y regula todas las comunicaciones del interior de la casa. Su decoración y estructura nos hace pensar en las antiguas casa pompeyanas, ya que confirma su papel principal y protagonista del edificio.</p> <p>Se distribuye en una sucesión de columnas que rodean un espacio rectangular al estilo clásico, aunque su construcción no se hizo como en un inicio donde se habían proyectado dos filas de columnas.

Sala de confianza o Despacho

Era una de las salas que se utilizaba para recibir las visitas y por lo tanto su decoración y mobiliario estaba a la altura de una sala de recepción.</p> <p>Actualmente, no se conserva la decoración ni mobiliario original. Pero podemos ver un retrato de Manuel Duran i Bas realizado por el pintor Antoni Caba (1838-1907), que fue uno de los más destacados retratistas de su tiempo y que forma parte de la colección de arte del Colegio de Abogados. A nivel de mobiliario prácticamente no se conserva nada del original, pero en esta sala se conservan las sillas de brazos y los bancos de la antigua sala de Juntas del Colegio, donde aparecen las iniciales y el escudo, y que fueron realizadas por Gaspar Homar.

Capilla

Situada entre la escalera noble y la sala de confianza. Era habitual en la época que toda casa de cierto nivel tuviera un espacio dedicado a Dios. Su decoración nos transporta a la época medieval, un gusto apreciado en la época y utilizado de manera constante.</p> <p>La decoración original es posterior, cuando la propiedad ya era del Colegio de Abogados. Podemos ver una estatua de San Ramón de Penyafort, patrón del colegio, y diferentes piezas cedidas por le Museo Diocesano de Barcelona.

Escalera Noble

La escalera noble daba acceso exclusivo a la planta principal del edificio.</p> <p>Los materiales utilizados son los mismos que los del patio central, con plafones que imitan el mármol y un curioso techo de yeso pintado como si fuera madera con piezas de colores que podrían ser perfectamente cerámica.</p> <p>El plafón central, de madera, aparece una cara con rasgos indígenas. El resto de la cubierta es de estuco. Preside la escalera un vitral de colores con una figura de perfil en el centro.</p> <p>Durante el Franquismo, al pie de la escalera se instaló un plafón por los caídos por la patria, que fue substituido en 1998 por el actual.

Piso Principal

Desde la escalera noble se accede al piso principal, que es el nivel más importante del edificio ya que es donde se desarrolla la vida familiar. Aquí encontramos los dormitorios, las salas que precedían y separaban las diferentes cámaras, y los ámbitos destinados a la higiene personal. Igual que en la planta baja, había también una división jerárquica de los espacios, quedando reservada la parte delantera con fachada en la calle Mallorca a las estancias privadas del matrimonio Casades. Y el resto de las habitaciones para el resto de la familia. Antes de entrar en los dormitorios cabe destacar la decoración de las pinturas murales de las paredes del patio. Decoración realizada de nuevo por Eduard Llorens, en este caso nos representa las 12 estaciones del año.

Dormitorio de Matrimonio

El dormitorio principal de la casa, destinado al matrimonio Casades, estaba situado en la fachada de la calle principal del edificio, en la calle Mallorca. Se accede a través de una puerta corredera, en la que entras a una gran sala. A ambos extremos de la sala se sitúan los dormitorios de cada uno, de Pau Casades y su mujer, que como marcan los cánones de la época, dormían en habitaciones separadas. Ambas estancias presentaban particularidades concretas, y no eran idénticos.

Eduard Llorens i Masdeu (Barcelona, 1837-1912)

Pintor y decorador catalán, formado en la Escuela de la LLotja y después en París bajo las órdenes de Glevre. Se especializó en la decoración de interiores y fue uno de los pintores de más renombre de su época.

.04

El edificio de 1950

En 1950 el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona necesita una ampliación del edificio que se ha convertido en su sede, y deciden encargar la ampliación al arquitecto Agustí Borrell i Sensat (1910-1971).

Desde el inicio la idea es continuar la línea del palacete original, construyendo un cuerpo perpendicular al original y siguiendo la fachada por el chaflán. De hecho, la parte exterior del edificio construido en la década de los 50 y el original parecen una sola finca.

La intervención más importante que se realiza con esta ampliación es la eliminación de la fachada lateral que daba al chaflán, y el cambio de fachada principal.

Para remarcar está nueva fachada principal, se construyen tres grandes ventanales con arcos en el piso principal, y la fachada retirada queda precedida por unos jardincitos. La nueva fachada queda coronada por cuatro esculturas realizadas Jaume Duran i Castellanos, las cuales representan de izquierda a derecha:

Ramón Berenguer IV

San Ramón de Penyafort,
patrón del Colegio

San Ivo,
patrón de los notarios

Alfonso X el Sabio

La nueva sede del Colegio se inauguró el 14 de abril de 1953. Las grandes novedades de esta ampliación fueron la construcción de una biblioteca y de un salón de actos.

Por la puerta principal accedes al vestíbulo y a la escalera nobles que se desarrolla en grandes tramos circulares y que da acceso a la Biblioteca en el piso superior y al Salón de actos en el sótano.

Vestíbulo

El vestíbulo nos da la bienvenida con las letras ICAB. Que son las iniciales del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, acompañados de la fecha de inauguración del edificio ,1953, y otras fechas importantes dentro del derecho catalán. Todas ellas están hechas en metal. ,<br /> La escalera está hecha de mármol y piedra de Figueras y presidida por una escultura de Minerva, presumiblemente del siglo XVIII.<br /> En las paredes, encima de las puertas, se pueden observar pinturas alegóricas obra de Ernest Santasusagna i Santacreu (1900-1964), que fue uno de los representantes de la pintura académica catalana.

Sala de Actos

La Sala de Actos tiene una capacidad de 350 personas. Es de forma circular y con revestimiento de madera. La iluminación es también cenital a partir de una claraboya que ocupa el patio de butacas. Se han de mencionar las dos esculturas de los laterales del escenario que representan Julio César y una Palas Atenea.

Biblioteca

En las ordenaciones hechas en su creación ya se preveía que “a medida que lo permitieran los fondos del Colegio”, se crearía una biblioteca para uso de los abogados colegiados. Pero la biblioteca tardó mucho en ser una realidad.<br /> Será Manuel Duran i Bas (Barcelona, 1823-1907) la persona que dará el impulso definitivo a la biblioteca durante su decanato. El fue abogado y político catalán, llegando a ser Ministro de Gracia y Justicia durante la regencia de María Cristina.Manuel Duran presentará a la Junta un informe donde pedía que una cuarta parte de los ingresos por bastanteo obtenidos por el Colegio fueran dirigido automáticamente a la biblioteca. De esta manera se destinaba un dinero a la adquisición de libros.

La nueva biblioteca está inspirada en la bibliotecas inglesas, con todo su mobiliario de madera. Preside la sala el patrón del Colegio, San Ramón de Penyafort, representado en un busto. San Ramón de Penyafort fue un religioso dominico catalán y uno de los grandes especialistas en derecho canónico en la Edad Media. El busto original fue concebido por el escultor fue Eusebi Arnau (c1895). Según consta en acta, esta obra fue encargada a Arnau el 18 de diciembre de 1895. La escultura formaba parte de la Sala de Juntas de la antigua sede del Colegio, instalado en la Casa de la Ardiaca. El busto original estaba acompañado de dos esculturas de ángeles que sostenían una palma y una esfera, y enmarcando el conjunto dos columnas jónicas con guirnaldas a cada lado. Actualmente, se conserva el busto original.

También hay que destacar la “Sala dels Usatges”, inaugurada en 1962 cuando el Colegio conmemoró el 900 aniversario de los Usos de Cataluña. El código fue el primer código civil de Barcelona, que explicaba los usos y costumbres. Fueron las primeras leyes catalanas.

.05

Ilustre Colegio De Abogados De Barcelona

Aunque el ejercicio de la abogacía está provado que se practica desde el siglo XIV, su organización gremial no tuvo lugar hasta el 17 de enero de 1833, siguiendo lo que prescribía una Real Cédula que exigía la formación de corporaciones profesionales del Derecho en las capitales que contaran con Audiencia o Chancillerías como era el caso de Barcelona.

Como muchos otros gremios, en sus inicios no contaron con una sede propia y se reunían en el domicilio de Miquel Llobet, el decano escogido. Después de 4 años pudieron reunirse en una dependencia del Convento de San Felip Neri, y en 1857 en una estancia de la Audiencia Territorial en el Palacio de la Generalitat.

En 1866 el Colegio ya puede contar con un local propio en régimen de alquiler en el piso principal del nº 8 de la calle de la Lleona, esquina con Aviñón. El 1896 ocuparon la primera planta de la Casa de la Ardiaca, donde estuvieron hasta 1924 cuando adquieren el Palauet Casades, en el nº 283 de la calle Mallorca.

No tenemos que olvidar que se trata de una institución constituida primordialmente para velar por los intereses de los profesionales de la abogacía.

La actual sede del Colegio de Abogados está formada por tres edificios construidos en épocas diferentes. De los tres, el más antiguo ya existía cuando la corporación de abogacía decide cambiar de sede por una finca situada en el chaflán de la calle Mallorca con Roger de Llúria. En aquellos momentos, 1924, se adquiere la residencia de la familia Casades, un pequeño espacio de jardín y dependencias de las antiguas caballerizas. A lo largo de los años, el colegio fue ampliando su sede adquiriendo terrenos y construyendo un nuevo edificio en los años 50, y otro en los años 70.

Información Visitas

Visita guiada

Visita en grupo