Palau Baró de Quadras

Josep Puig i Cadafalch

Avda. Diagonal, 373 – Barcelona

.01

La Barcelona de finales de siglo

La Guerra de Sucesión Española (1701-1714) tuvo importantes consecuencias para Cataluña y Barcelona. El apoyo de los catalanes a la corona de los Habsburgo y la llegada de los Borbones a la corona española supuso un castigo para Cataluña. Además de la represión política, Barcelona se convirtió en una ciudad militarizada, dirigida por los gobernadores civiles que no dejaban de ser militares. La construcción de la Ciudadela para tener controlada la ciudad, la destrucción del barrio de la Ribera, el mantenimiento de las murallas que rodeaban la ciudad, la supresión de las instituciones catalanas, la prohibición de la lengua, la eliminación de la Universidad, la supresión del comercio directo con Oriente y Occidente… fueron algunas de las imposiciones Borbónicas a la ciudad.

A mediados de siglo XVIII, Barcelona había comenzado el camino hacia la industrialización. Una industria basada en el textil algodonero y la fabricación de tejidos indianos que exportaba hacia el estado y hacia a América. La Guerra del Francés y la pérdida de las colonias significaron un punto de inflexión en el crecimiento industrial, pero la mecanización textil y la nueva red ferroviaria de transportes (1840, tren Mataró-Barcelona) propiciaron el cambio de una sociedad agraria a una sociedad industrial.

Desde 1840 aparece de manera insistente la necesidad de derribar las murallas para poder hacer de Barcelona una ciudad moderna y industrial. El decreto será redactado en 1843, pero no será hasta 1854 que el estado dará el permiso para hacerlo bajo el grito de Abajo las murallas! El decreto para el derribo de las murallas comportó la necesidad de realizar un proyecto de nuevo modelo de ciudad. Desde la capital del estado se propuso un proyecto diseñado por el ingeniero urbanístico Ildefons Cerdà.

Ildefons Cerdà i Sunyer (1815-1876)

Ildefons Cerdà i Sunyer (Santa Coloma de Centelles, 1815-Caldas de Besaya, 1876) fue ingeniero, urbanista y político catalán. Nació en el seno de una familia tradicional catalana. Estudió en el seminario de Vic, para continuar cursando matemáticas y arquitectura en Barcelona (1832). Después estudió la carrera de ingeniero de caminos en Madrid, graduándose en 1841,  y ingresó en el cuerpo de Ingenieros de Caminos, Puertos y Canales. Participó activamente en la vida política, llegando a ser diputado a las cortes de Barcelona en 1850, y presidente de la Diputación. En 1855 se presenta al concurso para el plan de ampliación de la ciudad de Barcelona. Ildefons Cerdà presentará su Plan del Ensanche de Barcelona que fue aprobado en 1858 y redactado definitivamente en 1859. En 1867 publicó su Teoría General de la Urbanización, donde presentó sus soluciones a los problemas de concentración demográfica en las ciudades con un gran crecimiento industrial, y que ya había reflejado en el Plan Cerdà en Barcelona.

La muerte de sus dos hermanos, lo convirtieron en heredero del patrimonio familiar. Por esta razón abandonó su trabajo en el cuerpo de ingenieros para volver a Barcelona y dedicarse plenamente a su pasión, el urbanismo.

El Plan Cerdà comprendía la realización de unas calles paralelas al mar y otras perpendiculares, con amplías avenidas diagonales. Las calles tenían una anchura de 20 m., en algunos casos con anchuras superiores. Para facilitar el tráfico urbano, propuso la idea de chaflán, cada uno de 20 m., que convertían las intersecciones en una especie de plaza. Las manzanas de casas no se construían en su totalidad, sino que en dos de los lados, los otros tenían que  ser jardines. Los terrenos de fuera muralla, que hasta ahora se habían utilizado como campos agrícolas y zonas militares, finalmente quedarán urbanizados creándose lo que todos conocemos como el Ensanche.

La Exposición Universal de 1888 no sólo tendrá consecuencias a nivel urbanístico y arquitectónico, sino que provocará una transformación cultural a través del movimiento conocido como la  Renaixença. Este movimiento fue mayormente literario, y tenía la voluntad de hacer renacer el catalán como lengua y recuperar la historia del país. Pero poco a poco se irá imponiendo como un movimiento cultural con influencia en todas las manifestaciones artísticas, pero con un peso importante en la arquitectura y las artes aplicadas. La nueva burguesía catalana tenía inquietudes, un nuevo sentimiento nacional y la necesidad de reivindicar su nuevo estatus social. En el ámbito artístico se conocerá como Modernismo, que tenía el anhelo transformar la sociedad catalana y convertirla en una sociedad moderna y nacional.

El Modernismo quiere romper con las formas del pasado y crear un nuevo arte, es un movimiento ecléctico que tendrá un importante peso en la arquitectura. La arquitectura modernista supuso una renovación de las formas inspiradas en la naturaleza, la utilización de nuevos materiales y un sentimiento nacional. En Cataluña, el Modernismo adquiere una personalidad propia y diferenciada del resto de Europa con personalidades como Lluís Domènech i Montaner, Josep Puig i Cadafalch y Antoni Gaudí. Este movimiento cultural impregnó todas las artes. En el resto de manifestaciones artísticas aparecerán personajes tan relevantes como los pintores Santiago Rusiñol y Ramon Casas, los escultores Eusebi Arnau y Josep Llimona, el mueblista Gaspar Homar, el vidriero Lluís Rigalt…

Proyecto original del Plan Cerdà

La Diagonal

La Avenida Diagonal fue proyectada por Ildefons Cerdà como una de las vías principales del Ensanche, junto con la Avenida Meridiana. La Avenida corta de manera oblicua la retícula de manzanas diseñada por el urbanista. Las dos avenidas se cruzan en la Plaza de las Glorias, lugar donde Cerdà proyectó el centro de la ciudad, y se juntan con la Gran Vía. El primer tramo de la Diagonal nació en 1884 con la construcción de las calles que hay entre Paseo de Gracia y la calle Pau Claris. El hecho de empezar por este tramo era tan sencillo como que era la parte más elevada de la derecha del Ensanche, aunque este sector ya pertenecía al municipio de Gracia.

.02

La familia Quadras

José Quadras i Prim (1822-1901)

José Quadras i Prim nació en Vic y se casó con M. Rosa (Marieta) Feliu i Coma (Calella, 06/14/1835), con la que tuvo tres hijos: Manuel, Enriqueta y Antonio Quadras i Feliu. El padre de José Quadras fue Pedro Quadras i Camps (Vic, 1769-1853), un prestigioso escultor de Vic que estudió en Barcelona en la escuela de la Llotja y fue pensionado en Roma. A la vuelta a Vic abrió un taller de escultura en la Plaza Mayor desde donde aplicó su formación neoclásica. Fue profesor de la Escuela de Dibujo de Vic hasta llegar a ser director.

En 1876, a raíz de su matrimonio con M. Rosa Feliu Coma, José Quadras se convertirá en el continuador de la fábrica de hilados de estambre Tomas Coma y Miró, que en 1893 cambió la razón social para Cuadras, Feliu y Compañía. Esta fábrica había sido creada en 1840 y era la pionera en la producción de tejidos de estambre en España. Quadras, más adelante, creó otra fábrica en Sabadell. La hilatura de estambre es una rama dentro de la industria lanera que a finales del XIX  que vivió una modernización que en Cataluña se centró principalmente entre Sabadell y Terrasa, llegando a su crecimiento máximo durante la I Guerra Mundial. Los continuadores del negocio familiar fueron sus hijos, Manuel Quadras i Feliu y su hermano Antonio Quadras i Feliu.

Manuel Quadras i Feliu (1860-1927)

Manuel Quadras i Feliu se convertirá en el I Barón de Quadras en 1900, título otorgado por la Reina Regente María Cristina, madre de Alfonso XIII, en memoria de un antiguo señorío con fecha de 1378. La antigua señoría o masía estaba situada en Maçanes, cerca de Hostalric, en medio de un extenso territorio se levantaba antiguamente el castillo de la Baronía. Manel Quadras se casó con Juana Veiret Xipell (1862-1939), y tendrán dos hijos: José y María Quadras Veiret.

El Barón había pedido a Josep Puig i Cadafalch la rehabilitación del antiguo castillo de Maçanes, y satisfecho con la ejecución final le encarga la remodelación del edificio que tenía en Barcelona, ​​el futuro Palau Baró de Quadras. Puig i Cadafalch transformó la masía de Hostalric en una gran casa de estilo neogótico, que dispone de tres pisos y dos torres con almenas a cada lado. En una de las paredes de la construcción aparece la siguiente inscripción:

La Baronia de Quadras, agrandada por Ramon de Quadras el 8 de febrero de 1378. Perdida por Joan de Quadras, menor, a 15 de abril del año 1665. Recobrado son territorio a 8 de Janer del 1898 y son título a 16 de abril de 1900 por don Manuel de Cuadras

Puig i Cadafalch ya había trabajado en la comarca de La Selva, concretamente en Lloret de Mar en el Santuario de Sant Pere del Bosc, en el mismo cementerio.

El escudo de la familia muestra cuatro familias, Quadras, Feliu, Prim y Coma. El nombre completo del primer Barón de Quadras será Manuel Quadras Feliu Prim i Coma.

El sucesor del título será su hijo José de Quadras i Veiret (1889-1965), segundo Barón de Quadras. De profesión abogado. También fue teniente alcalde de Barcelona y se casó con Pilar de Camps y de Casanovas, hija de los marqueses de Camps. La hija del I Barón de Quadras, María de Quadras i Veiret se casó con Joan Nadal de Vilardaga, que en 1900 había adquirido el Palau Mornau (actual Museo del Cannabis, calle Ample de Barcelona) y le había encargado al arquitecto Raspall que le hiciera la remodelación.

El III título de la baronía lo posee actualmente la hija de José de Quadras i Veiret, María Juana de Quadras i de Camps. Casada con Juan de Querol i de Müller, IV Conde de Rius, con la que tienen una hija, María del Pilar de Querol i de Quadras.

.03

Josep Puig i Cadafalch

Josep Puig i Cadafalch nació en Mataró el 17 de octubre de 1867 y murió en Barcelona en 1956. Fue arquitecto, historiador del arte y político catalán. Defendió con gran esfuerzo su país con la finalidad de verlo nuevamente en su máximo esplendor. Realizó estudios sobre la lengua, la ordenación jurídica y la política de la Edad Media en Cataluña. Se especializó en arte románico sobre el que publicó obras que le concedieron fama internacional.  Fue promotor de las excavaciones de Ampurias a partir de 1908. Hijo de Joan Puig i Bruguera y Teresa Cadafalch i Borgunyó, estudió en el colegio de Santa Ana de los Escolapios de Mataró. La familia se dedicaba a la producción de telas en Mataró. Desde su juventud empezó a hacer colaboraciones literarias donde ya se apreciaba un sentimiento patriótico. Puig i Cadafalch interpretó la necesidad de conocer la historia del país para poder crear un relato nacional que pudiera enfrentarse al centralismo vigente. Sus ideas quedan reflejadas en sus escritos:

Ha mort aquella raça que un dia va engendrar-me?
Dels Berenguers i Jofres un sol no n’ha quedat?
Han mort ja tots els Jaumes que un dia van contemplar-me?
I les barres catalanes, quin llamp les ha trencat?

Josep puig i cadafalch 1875

El interés de Puig i Cadafalch por la historia, las artes y las ciencias lo llevará, en 1883, a estudiar arquitectura en la Escuela Provincial de Arquitectura. Al mismo tiempo cursó ciencias fisicomatemáticas en la Universidad de Barcelona. Como estudiante se implicó en política entrando a formar parte del Centre Escolar Catalanista, la sección estudiantil de Centre Català de Valentí Almirall. Aquí conoció grandes personalidades del catalanismo político como EnricPrat de la Riba y Francesc Cambó. Se doctoró en Ciencias Físicas y Matemáticas en 1889 en Madrid, y en 1891 terminó sus estudios de arquitectura en Barcelona. Recibió la admiración del director de la escuela, Elies Rogent y de su profesor Lluís Domènech i Montaner.

.04

El Palau Baró de Quadras

El Palau Baró de Quadras es un edificio remodelado por Josep Puig i Cadafalch entre los años 1902 y 1906 por encargo de Manuel Quadras i Feliu, I Barón de Quadras. Los primeros planos de la reforma datan de 1902, y las primeras facturas son de 1903.

El edificio ya existía, había sido construido en cuatro pisos por un maestro de obras en 1882 por encargo del comerciante Bonaventura Babot Guillermo. El 15 de junio de 1884 compra la casa José Quadras i Prim, propietario de la sociedad textil José Quadras i Prim. Tal como dice en las escrituras de compra-venta, la casa estaba formada por “... toda aquella casa, compuesta de bajos, entresuelo exterior, cuatro pisos y azoteas, con jardín en la parte posterior, cercado por pared y verja de Hierro … “ A su muerte, el edificio pasará a manos de su hijo mayor, Manuel Quadras i Feliu, I Barón de Quadras. El Barón, satisfecho con la rehabilitación que Puig i Cadafalch había hecho en la masía que poseía en Maçanes (Hostalric) entre 1900 y 1903, le encarga la remodelación de la casa que había heredado en Barcelona, con fachadas a la Diagonal y Rosselló. La masía de Maçanes la había transformado en un castillo, que era lo que deseaba después de haber recibido el título de Barón otorgado por la Reina Regente. Los libros de contabilidad informan que la reforma de la casa de la Diagonal se inicia en 1903 y finaliza en 1906.

Fue una de las primeras casas construidas en la Diagonal. Aunque la finca no era muy atractiva ya que no tenía más de 12 metros de ancho de fachada, Puig supo otorgarle una apariencia vistosa. Realizó una reforma radical de una casa ya existente con fachada en la calle Rosellón y donde sólo reutilizó unos pocos elementos estructurales. Es un claro ejemplo del goticismo de la arquitectura de Puig i Cadafalch y de la preocupación por parte de la familia de manifestar la posesión de un título nobiliario recientemente conseguido. El edificio nos hace pensar en los palacios góticos barceloneses donde repite el uso de esculturas goticistas con profusión del uso de la cerámica de colores con cierta influencia de la arquitectura islámica.

Fachada

El Palau tiene dos fachadas completamente diferenciadas, con dos estilos diferentes. La fachada de la Avenida Diagonal construida con piedra tallada connecta con las casas anteriores, y la de la calle Rosellón es un simple arreglo de la que ya existía, siguiendo la tipología de las fachadas del Ensanche. La fachada principal del edificio es la que da a la Diagonal, es una mezcla de estilos donde destaca el plateresco de la tribuna corrida con ocho ventanas, y que tiene un balcón flamíngero con pináculos y ménsulas con cuatro puertas. También cabe destacar el estilo norte-europeo de las mansardas en lo alto del edificio.

Interior

Se parte del esquema organizativo de un palacio gótico, con un patio central desde el que se accede al piso principal y, alrededor del mismo se abren las habitaciones principales que se iluminan a través de las ventanas de las fachadas o desde los patios interiores adosados a les medianeras.</p> <p>Els interiors ens transmeten un regust musulmà. Abans d’accedir a l’escala noble, hi ha el pati central sota tres arcs amb columnes de pedra i capitells amb ornaments florals. Al centre del pati hi ha una font pròpia d’un pati andalusí i una claraboia que combina el vidre i el vitrall i que permet l’entrada de llum natural a la vivenda.

Salón

Espacio que da a la Avenida Diagonal, la calle principal. La estancia está formada por un sala y unas columnas que separan un segundo espacio en forma de galería. Desde la esquina se puede ver San Jorge y la Casa de las Punxes. Destaca la marqueteria dels parquets i els esgrafiats florals de les parets, les parets estaven folrades de tela. Les columnes són de marbre amb les bases i els capitells decorats amb motius florals. Les finestres de la galeria són de fusta amb la base i la part de dalt decorada amb uns vitralls tiffanis. Les columnes que envolten la sala estan separades per arcs arabitzants. Enteixinat de fusta al sostre policromat, i amb uns grífols que “aguanten” les bigues.

Comedor

La habitación está formada por una sala y las columnas que dibujan de nuevo una galería. Destacan los vitrales, la puerta corredera de latón con hojas de acanto, la chimenea y la leñera, a la cual se accede por una puerta camuflada. El suelo es de marquetería de madera. La chimenea, entre dos columnas con curiosos capiteles, es el elemento más destacado con un ostentoso escudo de la familia.

Baño

El baño del palacio actualmente no existe, ya que la casa ha tenido diferentes usos. De hecho fue una de las primeras “cámaras de baño” de la ciudad tal y como lo entendemos nosotros hoy en día. Poseía bañera, lavamanos, tocador y un WC de madera. Las paredes embaldosadas desde el suelo hasta el techo. Y un vitral hecho con esferas de vidrio.

Cocina

Situadas en los bajos, fueron transformadas en despachos cuando se instaló el Museo de la Música.

El 1972 la casa es vendió en el Ayuntamiento de Barcelona que lo destinó a Museo de la Música.

A principios de los años 80 se instala el Museo de la Música, que se traslada en 2001 al Auditorio, y en 2003 se transforma en la sede de Casa Asia hasta el 2013. Actualmente es la sede del Instituto Ramon Llull.

.05

Qué es el Instituto Ramon Llull

El Instituto Ramon Llull es un organismo público que tiene como objetivo promover la lengua y la cultura catalanas a nivel internacional.

El Instituto Ramon Llull promueve a nivel internacional los estudios de lengua y cultura catalanas en el ámbito académico, la traducción de literatura y el pensamiento, y la producción cultural catalana en otros ámbitos como las artes visuales, el diseño, la arquitectura, las artes escénicas, la música o el cine.

Fomenta también los intercambios artísticos y culturales en el exterior y da apoyo a los estudios de lengua en el ámbito universitario.

El Palau Baró de Quadras, catalogado como Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional, es la sede del Instituto Ramon Llull desde el año 2013.

Información Visitas

Visita guiada

Visita en grupo

VISITAS TEATRALIZADAS

VISITAS ESCOLARES

PASAPORTE CASAS PUIG I CADAFALCH