Casa Museo Amatller

Josep Puig i cadafalch

Passeig de Gràcia, 41 – Barcelona

.01

La família Amatller

Antoni Amatller Costa nació en Barcelona en 1851, en el seno de una familia de chocolateros, y se convertirá en un representante de la burguesía ilustrada catalana del cambio de siglo, surgida de la Renaixença y que entre otras cosas hizo posible el modernismo gracias a su mecenazgo. Se casó con Cándida Cros Circuns, y tuvieron una hija, Teresa Amatller Cros. El matrimonio se separó, y tal como se especifica en los capítulos de separación, Teresa iría a vivir con su padre a la edad de 4 años. Antoni Amatller no se volvió a casar nunca. Cándida se fue a vivir a Italia y cuando enviudó en 1910 se volvió a casar. Su hija Teresa nunca perdió el contacto con su madre, durante la Guerra Civil Española emigró a Italia con la madre y terminada la guerra la trajo de nuevo a Barcelona comprándole un piso en la calle Vía Augusta.

dolor sit amet proin (1815-1857)

La familia Amatller era oriunda de Molins de Rei. El abuelo de Antoni Amatller, Gabriel Amatller, se trasladó a Barcelona a finales del siglo XVIII e instaló su pequeña industria artesanal en una casa alquilada en la calle Manresa, en el barrio de Santa María del Mar. Se conservan facturas fechadas de 1797 que dejan constancia de esta actividad. La ocupación napoleónica obligó a muchos industriales a abandonar Barcelona; Gabriel Amatller continuó la producción temporalmente en Agramunt, y una vez terminada la Guerra de Independencia (1808-1814), volvió a la ciudad y compró la finca de la calle Manresa. Sus hijos, Antoni Amatller Ràfols (1812-1878) y Domingo Amatller Ràfols (1814-1877), serán la segunda generación de chocolateros. Crearán la sociedad Amatller Hermanos, que ampliaba el negocio con el comercio de frutos coloniales, y así se aseguraban el suministro de las mejores selecciones de cacaos, azúcares y vainillas para fabricar chocolate. Barcelona todavía es una ciudad dentro murallas pero donde ya se respiran los primeros síntomas de la Revolución Industrial, que modernizará la ciudad (comercio marítimo, llegada del tren ..) y hará que las primeras fábricas se sitúen dentro murallas, en la falda de Montjuic.

Antoni Amatller Costa (1851-1910)

En este contexto nació Antoni Amatller Costa (1851-1910), hijo de Antoni Amatller Ràfols. A los 19 años, recién casado, su padre y su tío lo envían de viaje de formación al extranjero, donde visitó las principales fábricas de chocolate suizas y francesas, a fin de que se preparara para hacerse cargo del negocio. Poco después del viaje, en 1872, Amatller Hermanos se disolvió de común acuerdo y dio lugar a una nueva sociedad con el nombre de Antonio Amatller. El más joven de los Amatller se ocupó de reorganizar la empresa, y para ello puso en práctica los conocimientos adquiridos en Europa. En la casa de la calle Manresa se instalaron las oficinas administrativas, y la producción se industrializó. Se construyó una nueva fábrica en Sant Martí de Porvençals (actual Avenida Icària, en la Villa Olímpica), con la maquinaria alemana y francesa más moderna, que se inauguró en 1878. Al mismo tiempo, la empresa comenzó a utilizar técnicas publicitarias para ampliar su mercado. Fruto de esta política fue la expansión por toda España de una marca de chocolate que hoy en día todavía perdura.

.02

Las colecciones de cristal de la Fundació Amatller

El impulso de la colección del inicia Antoni Amatller que reunió más de trescientas piezas de las que más del noventa por ciento corresponden a la antigüedad. Su hija, Teresa Amatller, añadió un centenar de piezas equilibrando pero su interés entre el vidrio antiguo y el moderno. A la muerte de Teresa Amatller, la colección quedó bajo la custodia de la Fundación Amatller, que Teresa había creado en 1941. La colección será enriquecida por 350 piezas procedentes de la colección del que fue presidente de la Fundación entre 1960 y 1973, Joan Prats Tomás y su esposa, M. Dolores Sedó Peris-Mencheta. Con esta aportación, los cristales de la colección superan ya el 750.

  • Colección Caballero Infante

    Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum. Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem.

  • Colección Franz Merkens

    Curabitur auctor diam et sapien cursus, vel viverra sapien finibus. Donec eget varius tellus. Donec mi urna, suscipit quis velit id, molestie auctor massa.

  • Colección Durighello

    Morbi diam velit, aliquam sit amet placerat auctor, consequat laoreet nibh.

  • Colección Prats-Sedó

    Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum. Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem.

  • Donec scelerisque id ipsum

    Curabitur auctor diam et sapien cursus, vel viverra sapien finibus. Donec eget varius tellus. Donec mi urna, suscipit quis velit id, molestie auctor massa.

  • Etiam risus leo, pellentesque et luctus

    Morbi diam velit, aliquam sit amet placerat auctor, consequat laoreet nibh.

Teresa Amatller Cros (1873-1960)

Fruto del matrimonio entre Antoni Amatller y Cándida Cros Circuns, no se casó nunca y por tanto no tuvo descendencia. Su padre había escrito una cláusula en su testamento donde se especificaba su voluntad de que la casa y las colecciones Amatller pasaran al Ayuntamiento de Barcelona para abrir el Museo Amatller si ella moría sin descendencia. En consecuencia, en 1942 decidió crear la Fundación Instituto Amatller de Arte Hispánico y pidió a Josep M. Gudiol Ricart la redacción de un proyecto básico para la nueva fundación. Inspirándose en la solución adoptada por la filántropa y coleccionista estadounidense Helen Clay Frick (1888-1984), hija del magnate del acero y el carbón, Henry Clay Frick (1849-1919), que había creado en su residencia de Nueva York, la Frick Art Library junto a la Colección Frick. Gudiol propuso la Fundación Amatller. Gudiol conocía bastante bien la Colección Frick ya que había trabajado seis meses del 1930. La Fundación Amatller de Arte Hispánico nace con dos finalidades: por un lado, la conservación de la casa y las colecciones, y del otro, la propulsión de la investigación de la historia del arte a través de la Instituto Amatller de Arte Hispánico.

.03

Josep Puig i Cadafalch

Josep Puig i Cadafalch (PIC) nació en Mataró el 17 de octubre de 1867 y murió en Barcelona en 1956. Fue arquitecto, historiador del arte y político catalán. Fue un gran defensor de un ideario de país y la ilusión de verlo plenamente recuperado en todos los terrenos. Desde la vertiente cultural y política aportó recursos para fomentar este pensamiento mediante sus estudios sobre la lengua, la ordenación jurídica o la organización política de los siglos XI-XII, y también aportó argumentos sobre el encaje de Cataluña en un mundo hispánico a la vez que con vocación mediterránea. Fue especialista en arte románico de fama internacional con múltiples obras publicadas sobre esta materia y promotor de las excavaciones de Ampurias a partir de 1908. Era hijo de Joan Puig i Bruguera y Teresa Cadafalch y Borgunyó, y la familia se dedicaba a la producción de telas en Mataró, ciudad donde vivió y cursó sus estudios de secundaria en el colegio de Santa Ana de los Escolapios de Mataró. Ya con 16 años comenzará a hacer colaboraciones literarias de un regusto neorromántico y patriótico. Puig i Cadafalch se mostraba muy interesado en los movimientos nacionales emergentes de la época e identificó rápidamente la historia como elemento básico para la creación de una conciencia nacional y para reformar la identidad de país frente a un parlamentarismo centralista. En sus primeros escritos se refleja este ideario:

Ha mort aquella raça que un dia va engendrar-me?
Dels Berenguers i Jofres un sol no n’ha quedat?
Han mort ja tots els Jaumes que un dia van contemplar-me?
I les barres catalanes, quin llamp les ha trencat?

Josep puig i cadafalch – Lorem ipsum dolor 1875

Puig se interesa por la historia, las artes y las ciencias y decide iniciar los estudios de arquitectura en la Escuela Provincial de Arquitectura en 1883, a la vez que cursaba los cursos de la licenciatura de fisicomatemáticas en la Universidad de Barcelona. Enseguida se implicó en política entrando en el Centre Escolar Catalanista que era la sección estudiantil de Centre Català de Valentí Almirall. En esta entidad hizo amistad con importantes personajes del catalanismo político como Prat de la Riba y Cambó. Aquí comenzará a formar parte del grupo de la Renaixença. Se doctoró en Ciencias Físicas y Matemáticas en 1889 en Madrid, y en 1891 terminó sus estudios de arquitectura en Barcelona con la admiración del director de la escuela, Elies Rogent y de su profesor predilecto Domènech i Montaner.

.04

Una vuelta a la Casa Amatller

La Casa Amatller es una remodelación del arquitecto Josep Puig i Cadafalch entre 1898 y 1900. La casa ya existía, era un edificio construido en 1875 por el maestro de obras Antoni Robert y conocida como Casa Martorell. Un edificio de tres pisos, de estilo neoclásico propio del Plan Cerdà. Antoni Amatller compra el edificio en 1898 y le encarga a Puig que le haga una remodelación. Puig i Cadafalch intervino específicamente en la reforma de la fachada, planta noble, el vestíbulo, los espacios comunes (escala de vecinos y patio de luces), y el estudio fotográfico en el cabecero de la casa. Puig i Cadafalch inició su proyecto con varios bocetos de la fachada que hoy en día se conservan en el Archivo Nacional de Cataluña y que se encontraron entre aquellos que Puig escondió en su casa durante la dictadura. La fuerte personalidad del propietario e intereses propios se ven reflejados en el trabajo del arquitecto.

Fachada y vestíbulo

Puig romperá la homogeneidad sugerida por el Plan Cerdà con su propuesta, no sólo porque el edificio excedía la altura permitida por el Ayuntamiento de Barcelona, sino por la utilización de diferentes materiales que dieron color a la fachada: cerámica, hierro , esgrafiado, vitral ... aunque la apariencia asimétrica e incluso desordenada que muestra la fachada, Puig siguió un canon que se repite en la fachada y que está marcado por los hierros que sostienen el balcón principal. Por lo tanto, la desorganización de la fachada no es real sino aparente.

Comedor

Situado en la zona más cálida de la casa y con salida al patio de la manzana. Los suelos son de mármol y el mobiliario obra de los hermanos Salat, con un aspecto medievalizante, destacan la pareja de aparadores y la mesa central. El techo con vigas de madera nos traslada a una época pasada.

Salón

El salón de la casa Amatller expone parte de la colección Amatller de vidrio en unas vitrinas que también fueron diseñadas por Puig i Cadafalch. Está iluminado por una luz central que no es el original, pero es una reproducción fidedigna de la que había a principios de siglo XX.

Dormitorio de Antoni Amatller

En la puerta de su dormitorio podemos ver una segunda definición del propietario, integrada por una alegoría del coleccionismo, flanqueada por una garza con una bolsa del dinero y un par de búhos que simbolizan, respectivamente, el control estricto de la economía y la vigilancia constante.

Despacho

El despacho se encuentra en el centro del piso principal, y se puede acceder desde la puerta principal y desde la puerta de vecinos. Era el lugar donde Amatller probablemente recibía las visitas y donde se podía concentrar a trabajar.<br /> Destaca el techo, uno de los más trabajados de la casa, donde Puig combinó el esgrafiado con la cerámica policromada y la vidriada, recubriendo y decorando las vigas.

.05

La transformación de la Manzana de la Discordia

La Manzana de la Discordia es el nombre que dieron los barceloneses al conjunto de casas situadas en el Paseo de Gracia, entre las calles de Aragón y Consejo de Ciento. En esta manzana del Ensanche barcelonés encontramos representadas tres casas de los tres arquitectos más importantes del Modernismo: Casa Amatller (1898-1900) de Josep Puig i Cadafalch, Casa Lleó i Morera (1902-1906) de Domènech i Montaner , y Casa Batlló (1904-1906) de Antoni Gaudí.

dolor sit amet proin (1815-1857)

El Paseo de Gracia fue el eje principal del Plan Cerdà entre los años 1860 y 1890. A su alrededor se establecieron un conjunto de casas unifamiliares o palacetes como los de la familia de los Marqueses de Marianao, la familia Robert … El 1891, el Ayuntamiento hará un cambio en la legislación existente donde se incrementará la edificabilidad y se reducirán las restricciones en la composición de las fachadas. Esta modificación en la legislación significó que muchas casas unifamiliares o palacetes fueran sustituidos por edificios de viviendas. El permiso para poder cambiar la composición de las fachadas y la posibilidad de terminar los edificios con remates decorativos o elementos ornamentales que sobresalían, borraron la propuesta de homogeneidad del Plan Cerdà, y provocó que se reformaran muchas fachadas de edificios ya existentes.

.06

Evolución de la Casa hasta nuestros días

En 1941 Teresa Amatller Cros encarga a Josep Gudiol la creación de la Fundación Instituto Amatller de Arte Hispánico con una doble finalidad: la conservación de la casa Amatller y sus colecciones; y la propulsión de la investigación del arte hispánico. Y regida por un patronato.

Para esta segunda finalidad se creó una biblioteca que hoy contiene aproximadamente unos 30.000 libro de arte español y una fototeca con más de 350.000 fotografías de patrimonio. Teresa Amatller compró el mismo 1941 el Archivo Mas. Adolf Mas fue un fotógrafo que trabajó la fotografía documental e hizo expediciones toda España fotografiando patrimonio. Años más tarde se adquirieron otros archivos que completaron el archivo.

Información Visitas

Visita videoguia

Visita guiada

Visita en grupo

Visita educativa

VISITES TEATRALITZADES I COPA DE CAVA

PASSAPORT CASES PUIG I CADAFALCH